Informática Mancera

Navegar a

Destruidas las pinturas murales de Agüera del CEIP Fernando Gavilán

ceipfernandogavilanA veces presuponemos y damos por ciertas diversas cosas que no lo son ni por asomo. Una de ellas es que estamos en una Democracia y que las Instituciones se componen de órganos de representación y de participación en defensa de los intereses generales, y otra cosa, es que una parte importante de la educación de nuestros hijos se realiza en las escuelas en las que además de formarles con las materias generales de los planes de estudio se les forma también como personas con valores tales como la tolerancia, participación, igualdad, etc.

En estas pasadas semanas me habían llegado rumores de un nuevo atentado contra el patrimonio cultural ubriqueño, rumores que finalmente se han confirmado. El atentado no es ni más ni menos que la destrucción de los tres grandes murales (2-3 por 7-8 metros) de los que disponía el CEIP Fernando Gavilán, además de los numerosos retratos de niños que también estaban en una de las cornisas interiores del centro, todos ellos de uno (sino el que más) afamado pintor local, Antonio Rodríguez Agüera.

A la dirección de este centro al parecer les molestaban, y aprovechando la pintura y adecentamiento del edificio han eliminado todas estas obras de arte. Después de 25-30 años en él, de constituir un patrimonio cultural y emotivo para el Centro, el Pueblo y las generaciones de alumnos que han pasado por sus aulas y dependencias, la nueva dirección del centro ha creído oportuno su eliminación.

Para ello y como no podía ser de otra forma no se ha contado con la participación del Consejo Escolar ni con el AMPA del Centro en la decisión. Estamos hablando de que posiblemente no había en toda Andalucía un colegio público o privado con un patrimonio pictórico tal, unas pinturas que realizó Agüera a lo largo de 2-3 cursos escolares y que requirieron incluso la instalación de andamiaje para su realización. Unas pinturas que realizó Agüera de forma gratuita en pos de la Comunidad Educativa del CEIP Fernando Gavilán y por extensión de todo el pueblo de Ubrique.

ceipfernandogavilan2Resulta impresentable que por un lado se le de reconocimientos a Agüera a nivel local (una de nuestras calles lleva su nombre, por dar solo un ejemplo), provincial (realizó un serie de cuadros sobre la Ruta de los Pueblos Blancos), andaluz (la enciclopedia andaluza recoge como uno de los personajes ilustres la figura de nuestro pintor), etc. y por otro lado, desde la dirección de un centro educativo, esos que deben velar por la educación de nuestros niños, se decida destruir el patrimonio y personalidad de un centro.

Las personas pasan pero sus obras quedan, pero para algunos esto no debe ser así. Si estuviésemos en una Democracia, estas personas que han realizado esta fechoría estarían despedidas de inmediato o al menos si tuviesen un poco de sensibilidad, de esa que no han utilizado al realizar esta acción, presentarían su dimisión, pero lamentablemente estos hechos solo serán una anécdota en los currículos de estos señores.

Manuel Ramírez Ordóñez


El Equipo directivo del C.E.I.P. Fernando Gavilán tras las noticias aparecidas en ese medio de comunicación quiere expresar y dejar claras las siguientes cuestiones:

  1. Tras la polémica suscitada por el pintado de las paredes del porche y como consecuencia de ello, la desaparición de la obra pictórica realizada por el artista  ubriqueño Antonio Rodríguez Agüera, quisiéramos dejar claro que en ningún momento ha habido mala fe, ni mala intención por parte de ninguno de los miembros de este equipo, a la hora de quitar el mencionado cuadro mural.
  2. A la hora de tomar este tipo de decisión tan sólo se ha tenido en cuenta el velar por la limpieza, higiene, salubridad y adecentamiento de las instalaciones, ya que estos porches suponen las entradas principales del centro y, desde nuestro punto de vista, era importante que tanto los/as padres/madres como alumnos/as vieran en esas entradas una continuación del trabajo de pintado realizado en el exterior.
  3. Queremos recordar al Sr. Manuel Ramírez que ese cuadro mural también ha sufrido modificaciones con el tiempo. En una de las paredes se tuvo que habilitar una puerta exterior que comunicara dicho porche con el SUM (salón de usos múltiples) y en la otra,  se colocó una placa homenaje a Don Fernando Gavilán afectando, dichas obras, a estas pinturas, ya que incluso la placa tapaba parte del cuadro. El equipo directivo de entonces tomó estas decisiones, acertadas desde nuestro punto de vista, pero sin embargo no se formó ningún tipo de revuelo, ni se polemizó esta actuación como se hace ahora.
  4. Quiero informaros que hemos hablado personalmente con Antonio Rodríguez Agüera y le hemos comunicado las razones por las que se han producido estos hechos y hemos querido transmitirle de primera mano cuales eran los argumentos de dicha actuación. También le hemos hecho saber cuales son las inquietudes y novedades que se piensan realizar en el centro a partir de ahora, con respecto al tema que nos ocupa. Hemos tratado que la información facilitada no fuese distorsionada, manipulada y contradictoria. De sus palabras queremos resaltar una expresión que nos refirió sobre la misma vida: “Todo lo que nace, muere”. La idea de muerte no ha estado contemplada, de ninguna de las maneras, a la hora de tomar esta decisión, por el contrario mas bien defendemos la renovación, la adaptación a las circunstancias y el resurgir de nuevas ideas y puntos de vista.
  5. Como gestores de la cultura en las escuelas, sería necio por nuestra parte ponernos a discutir sobre que es, o no es arte. Es por lo que queremos dejar claro que estamos a favor de todo tipo de manifestación artística ya sea dentro o fuera de los colegios, ya que enriquecen, culturizan, diversifican y amplían nuestra ya variada Cultura Andaluza. Dicho esto, quisiéramos dejar claro que este tipo de expresión realizada sobre un muro tiene que hacerse teniendo en cuenta que pueda existir una adaptabilidad, movilidad y moldeabilidad para ir asociada a la limpieza, higiene y adecentamiento de las instalaciones. Por lo expuesto anteriormente, quisiéramos hacer una reflexión para que futuros equipos directivos no se encontrasen con este problema. Pensamos que los actuales hemos buscado una solución que pasaría por utilizar soportes y materiales móviles adaptables a las paredes y duraderos en el tiempo y, por supuesto, invitar al propio autor a renovar su obra artística desaparecida, volvemos a repetir, sin ningún tipo de intencionalidad. De esta forma podrían convivir ambos desafíos.

Explicado lo anterior, ROGAMOS a ese medio de información que:

  1. NO VEAN NINGÚN TIPO DE MALA FE NI INTENCIONALIDAD, POR NUESTRA PARTE, A LA HORA DE TOMAR ESTE TIPO DE DECISIÓN.
  2. CON ESTE ESCRITO PONEMOS EN CONOCIMIENTO DE TODOS/AS QUE NO ESTAMOS EN CONTRA DE NINGÚN TIPO DE MANIFESTACIÓN ARTÍSTICA EN LAS ESCUELAS, SINO QUE POR EL CONTRARIO LAS APOYAMOS.
  3. QUEREMOS APORTAR IDEAS PARA QUE EL DÍA DE MAÑANA, OTROS EQUIPOS DIRECTIVOS VENIDEROS NO VUELVAN A TROPEZAR CON LA MISMA PIEDRA
  4. NO DEBEMOS ESTAR RETICENTES, CONTRARIADOS NI ENFADADOS A LA HORA DE ENCAJAR SOLUCIONES DE ESTE TIPO, POR EL CONTRARIO DEBEMOS VOLVER A LA SENDA DEL RESPETO, CONCORDIA Y BUEN AMBIENTE, YA QUE LA PLURALIDAD IDEOLÓGICA ES BUENA EN LA SOCIEDAD PORQUE ENRIQUECE Y ENGRANDECE LA FILOSOFÍA DE LA ENSEÑANZA, EL PENSAMIENTO  Y LA IMAGINACIÓN.

Ubrique a 02 de diciembre de 2010
El Equipo Directivo del CEIP Fernando Gavilán